Discografía

gallery/foto letras

Canalla (Rafael de la Rubia)

 

Me mimas y dices que a mi lado estarás, aunque sea un canalla.

Te gusta y me matas con la forma de mirar, de tus ojos de malvada.

Me brindas cada día un te quiero chaval, aunque sea un canalla.

Pero la juerga es mi forma de vivir y pensar, y eso me hace sentir, canalla, canalla.

Y si a mí me gustas así, siempre he soñado vivir en tus labios.

Perder tal vez de nuevo el control, pararme en tu cuerpo, sintiendo tu aliento.

Y si a mí me gustas así, noche tras noche despierto empapado en ti,

y por más que quiera olvidar, luego recuerdo que solo soy un canalla, un canalla.

Perdonas mis pecados y no miras atrás, aunque sea un canalla.

Levantas la cara y no finges callar, tú me enciendes y me apagas.

A ti no te importa lo que puedan pensar, aunque sea un canalla.

Pero hago lo que quiero y lo hago hasta el final, y eso me hace sentir canalla.

Y si a mí me gustas así, siempre he soñado vivir en tus labios.

Perder tal vez de nuevo el control, pararme en tu cuerpo, sintiendo tu aliento.

Y si a mí me gustas así, noche tras noche despierto empapado en ti,

y por más que quiera olvidar, luego recuerdo que solo soy un canalla, un canalla, canalla, canalla…

 

 

 

 

Canalla (Letras)

Baila (Rafael de la Rubia)

 

Ya no podré dormir si no estás a mi lado,

hoy te conocí y todo ha cambiado.

De camino a casa voy pensando en el coche,

qué va a ser de mí solo esta noche.

Y de repente un destello, no hay demasiado tiempo y tú gritas por los dos.

Y tú me dices baila, como si fueras la dueña de la sangre que corre, que corre por mis venas.

Y yo te digo baila, como si supieras que todo acabará esta madrugada.

Saliendo del bar, nos dimos la mano,

yo me pellizqué por si estaba soñando.

De camino al coche, ni siquiera un reproche,

no pudo empezar mejor la noche.

Y en un garito popero, sentí ese fuego intenso que da el roce de tu piel.

Y tú me dices baila, como si fueras la dueña de la sangre que corre,que corre por mis venas.

Y yo te digo baila, baila sobre mi espalda que tus pasos son las alas del viento en mi cara.

Y tú me dices baila, como si fueras la dueña de la sangre que corre, que corre por mis venas.

Y yo te digo baila, baila, baila…

 

 

 

A mi paso (Rafael de la Rubia)

 

No llevo prisa no hay meta a la que llegar.

Por mucho que corra se ha borrado ya.

A veces me veo vagando a contra dirección.

El tiempo a menudo se lleva la razón.

Voy muy mal, tal vez no consiga ganar,

pero yo sé bien que a mi paso, algún día llegaré.

Quizá no alcancé nada de lo que soñé.

Tiempo es lo que tengo para perder.

Nunca pensé ir mucho más allá.

Tampoco busqué nada que demostrar.

Creo que, siempre estoy a tiempo de rodar.

Más de mil noches tuve tan solo para cambiar.

Pero siento que, tal vez no consiga vencer.

aunque sepa bien que a mi paso, algún día llegaré.

Que a mi paso, algún día llegaré.

Que a mi paso, algún día llegaré.

 

 

 

 

Pegadita a mí (Rafael de la Rubia)

 

Estoy buscando dentro de mí y no encuentro nada.

Mi cabeza se gira sin saber por qué, a cada paso que doy buscándote.

Saltaré en pedazos, escúchame, si no encuentro pronto algo que hacer.

Tan solo deseo poderte decir...

Que sigo como un loco, un loco enamorado de ti,

que seguiré loco hasta el fin.

Perdiendo la cabeza, perdiendo la cabeza por ti,

aunque tú no estés, pegadita a mi.

No puedo dejar de pensar en ti, y no escucho nada.

Escapo del miedo y puedo sentir que aún te tengo loca por mí.

Recorro tus labios soñándote, acaricio tu cuerpo una y otra vez.

Tan solo deseo poderte decir...

Que sigo como un loco, un loco enamorado de ti,

que seguiré loco hasta el fin.

Perdiendo la cabeza, perdiendo la cabeza por ti.

Aunque tú no estés pegadita a mí.

Aunque tú no estés pegadita a mí.

Aunque tú no estés pegadita a mí.

 

 

Todo de mí (Rafael de la Rubia)

 

Pasaron los años y aún lo recuerdo, fue lo mejor de mí.

Tras mi alma, mi mente se hundió de repente en ti.

En días de niebla, junto pedazos con el eco que deja tu soledad.

Y así de este modo lo di todo, todo, todo de mí.

Y ahora ya, que sólo escucho mi tick tack, hoy se bien que perdívelocidad.

Que mis piernas se clavan, pidiendo la calma, esperando nunca nada.

Y ahora ya, que se ha dormido la ciudad, soñaré que como un gato maullarás.

Bailando descalza, incendiando la noche esperando, todo de mí.

Caminas de espalda, igual que una araña tejiendo tu red sobre mí.

Te miro con ansia y yo toco el cielo por ti.

Ojalá, no me lleve el diablo cuando sepa que alguien te hizo soñar

y así de este modo lo di todo, todo, todo de mí.

Y ahora ya, que sólo escucho mi tick tack, hoy se bien que perdí velocidad.

Que mis piernas se clavan, pidiendo la calma, esperando nunca nada.

Y ahora ya, que se ha dormido la ciudad, soñaré que como un gato maullarás.

Bailando descalza, incendiando la noche esperando todo de mí, todo de mí, todo de mí.